Test del árbol (técnica proyectiva de evaluación)

En un post anterior (Las herramientas del trabajo del psicólogo clínico) os comentamos que las técnicas proyectivas tienen como principal finalidad investigar los aspectos inconscientes de la personalidad. Hoy os queremos hablar sobre un test basado en esta técnica, el test del árbol.

Es uno de los instrumentos proyectivos más fáciles y simples de hacer por parte de niños, jóvenes y también adultos ya que simplemente se trata de dibujar un árbol en una hoja de papel en blanco. Es una técnica muy utilizada tanto en la práctica clínica como en la práctica laboral.
Detrás de la simpleza del árbol van apareciendo plasmados en el papel las diferentes áreas de la personalidad.

Los contenidos que se analizan en el test son los siguientes:

  • Tronco: Es el elemento más relacionado con la personalidad, con el “Yo”. Refleja la percepción que uno tiene de sí mismo y también el grado de seguridad o confianza que se siente. Los troncos débiles, estrechos, irregulares o bajos muestran un carácter débil. Por tanto, el tronco débil puede ser un indicador de problemas emocionales.
  • Copa: Es la parte que está encima del tronco (sobre el “Yo”). Se relaciona con el autoconcepto y el mundo de las ideas.
  • Ramas: Puede interpretarse como símbolo de los brazos y en este sentido nos estaría proporcionando información sobre las relaciones con el mundo exterior. Según su forma describirán a una persona que se adapta al exterior y se comunica adecuadamente con los otros o, por el contrario, adopta una posición de retraimiento.
  • Raíces: La raíz suele asociarse a la parte más instintiva, de sentimientos más primarios, correspondería a lo que Freud denominó “Ello”. Las raíces son un elemento muy importante ya que poseen la función de proporcionar el alimento y la energía al árbol a la vez que le sirven de sostén. Unas raíces proporcionadas y bien situadas en la base del tronco suponen seguridad y que la persona se siente querida. Cuando se omiten (a partir 8 o 9 años) pueden señalar fragilidad, temor, miedo al mundo externo.
  • El suelo: Es el primer elemento de contacto con la realidad. Antes de los 9 o 10 años no suele ser dibujado. Un trazo de suelo firme está asociado a firmeza y seguridad. Cuando no hay significaría, inestabilidad, inseguridad, dudas …

Hay que ser prudentes en la interpretación de estas pruebas. Los datos deben analizarse en conjunto y no tan sólo individualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.