La enuresis nocturna (II)

En semanas anteriores os hablabamos sobre la enuresis nocturna primaria y para continuar con este tema hoy queriamos que conocieraís más sobre la enuresis secundaria y como se pueden tratar ambos tipos.

Las causa de la enuresis secundaria son casi siempre psicológicas o sociales:

  • Situaciones estresante como divorcio o separación de los padres, muerte de un progenitor, nacimiento de un hermano, cambio de casa, traumas escolares, abusos sexuales, hospitalizaciones …
  • Familias desestructuradas que nunca han fomentado el control de la vejiga.

¿Cómo se puede tratar?
Es importe explicar que la enuresis no es culpa del niño, y que los castigos son inadecuados y contraproducentes. Conviene no demorar el inicio del tratamiento para resolver el problema cuanto antes y evitar al niño dificultades en sus relaciones sociales (por ejemplo no poder ir a dormir a casa de un amigo)
Se debe de reducir la ingesta de líquidos antes de ir a la cama.

  • Terapia de modificación de conducta. Existe un método con una alta tasa de efectividad, las alarmas que despiertan al niño cuando este comienza a hacerse pis, de esta manera es consciente de lo que ocurre y puede levantarse para ir al baño.
    La alarma está compuesta por un sensor que se pone dentro de la ropa interior, en el pijama o debajo de la sábana. Este sensor capta la humedad y dispara el sistema, generalmente sonoro aunque también hay alarmas por vibración o luz. Cuando se ha disparado la alarma el niño tiene que despertarse, desconectar el sistema, ir al baño, cambiarse de ropa si se ha mojado y conectar la alarma otra vez.
    Este tipo de tratamiento requiere un paciente y una familia motivados y colaboradores.
  • Tratamientos farmacológicos. El médico puede considerar necesario recetar un tratamiento farmacológico como la desmopresina, que es similar a la hormona antidiurética y provoca una reducción de la enuresis. Esta reducción se produce casi exclusivamente mientras se está tomando la medicina, los episodios de enuresis vuelven a presentarse cuando se deja de tomar , por este motivo se debe complementar con las alarmas.
    Otro fármaco utilizado es la imipramina, que es un antidepresivo tricíclico que provoca un efecto similar a la desmopresina y es más barato; sin embargo, produce efectos secundarios más perjudiciales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*
Sitio web

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.